elhacker.net cabecera Bienvenido(a), Visitante. Por favor Ingresar o Registrarse
¿Perdiste tu email de activación?.


 


Tema destacado: Usando Git para manipular el directorio de trabajo, el índice y commits (segunda parte)


+  Foro de elhacker.net
|-+  Foros Generales
| |-+  Foro Libre (Moderador: Kasswed)
| | |-+  Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 [15] 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Ir Abajo Respuesta Imprimir
Autor Tema: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia  (Leído 16,419 veces)
Emertech

Desconectado Desconectado

Mensajes: 21


:)


Ver Perfil
Re: GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA
« Respuesta #140 en: 17 Noviembre 2019, 01:09 »

Citar
Otras mentiras NARCO-SOCIALISTAS, los votos restantes que según Evo pertenecían al area rural en realidad su mayoría pertenecían al area urbana...

https://www.paginasiete.bo/nacional/2019/11/10/casi-tercios-de-votos-que-faltaban-por-contar-tras-el-corte-del-trep-eran-urbanos-236944.html

Decían que se tardó en hacer llegar las actas desde los lugares alejados que igualmente es FALSO puesto que todas las areas tenían acceso a internet e incluso tenían movilidades a disposición para trasladarse a la ciudad...

https://www.paginasiete.bo/economia/2019/10/26/tse-firmo-contrato-con-abe-para-trabajar-con-internet-235553.html

Lo gracioso es que las personas de esos lugares alejados llegaron a la ciudad en menor tiempo que sus votos...  :laugh:

Para la auditoría se usó una BD nueva adaptada a sus requerimientos, la BD original fue editandose por varios días luego de las elecciones hasta lograr algo parecido a lo que necesitaban...

Y hablando de racismo, las personas del video que golpean son masistas-socialistas, golpearon a vecinos de su ciudad solo por tener la piel un poquito más clara...



Es así que son los MASISTAS-SOCIALISTAS en Bolivia pura bestias cobardes e ignorantes  (literalmente)... Aunque estoy empezando a creer que ese comportamiento es internacional no solo de Bolivia. Además hay que mencionar que el tipo de gorra que golpea a la otra persona en la pierna es senador del MAS y docente de una Universidad MASISTA...
« Última modificación: 17 Noviembre 2019, 01:24 por Emertech » En línea

El_Andaluz


Desconectado Desconectado

Mensajes: 3.142



Ver Perfil
Re: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
« Respuesta #141 en: 17 Noviembre 2019, 01:17 »

La empresa que contrataron "ethical hacking" dijo que están viciados de nulidad, la empresa que hacia el conteo del TREP dijo que recibió ordenes de detener el conteo rápido por parte de los funcionarios del tribunal supremo electoral que ya declararon que es cierto esa afirmación, en el transcurso del envió de votos se vieron mas de 100 vídeos de transporte sospechoso de las actas y firmadas por una sola persona cosa que es ilegal, La OEA la misma que avalo la candidatura de Evo que ya era ilegal fue la que hizo la investigación y dijo que es fraude en todos los sentidos.



En fin.

« Última modificación: 17 Noviembre 2019, 01:25 por El_Andaluz » En línea

Eternal Idol


Desconectado Desconectado

Mensajes: 5.642


Israel nunca torturó niños, ni lo volverá a hacer.


Ver Perfil WWW
GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA
« Respuesta #142 en: 17 Noviembre 2019, 01:24 »

Podran expulsar a todos los periodistas que no promuevan su propaganda pero en esta epoca la informacion igual fluye:
En línea

La economía nunca ha sido libre: o la controla el Estado en beneficio del Pueblo o lo hacen los grandes consorcios en perjuicio de éste.
Juan Domingo Perón
Emertech

Desconectado Desconectado

Mensajes: 21


:)


Ver Perfil
Re: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
« Respuesta #143 en: 17 Noviembre 2019, 01:34 »

Los NARCO-SOCIALISTAS disparan a su propia gente cerca a Cochabamba...



Están acostumbrados a sacrificar a los suyos, solo recordar el caso del asesinato del viceministro Illanes...

https://eldeber.com.bo/27251_antes-de-morir-el-viceministro-illanes-hizo-135-llamadas
En línea

Eternal Idol


Desconectado Desconectado

Mensajes: 5.642


Israel nunca torturó niños, ni lo volverá a hacer.


Ver Perfil WWW
GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA
« Respuesta #144 en: 17 Noviembre 2019, 01:50 »

Bolivia: Cochabamba, más de 200 personas detenidas el viernes en Sacaba, después de la masacre fueron conducidas a la laguna Alalay, con objetivo desconocido.





En línea

La economía nunca ha sido libre: o la controla el Estado en beneficio del Pueblo o lo hacen los grandes consorcios en perjuicio de éste.
Juan Domingo Perón
Emertech

Desconectado Desconectado

Mensajes: 21


:)


Ver Perfil
Re: GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA
« Respuesta #145 en: 17 Noviembre 2019, 03:20 »

Citar
Persecución en Bolivia
La amenaza de un ministro de facto: ”Vamos a ir a la cacería de Quintana”

Murillo: “Vamos a ir a la cacería de Juan Ramón Quintana”

Quien es Juan Ramón Quintana Taborga? Aquí es conocido como "Camión Quintana" por contrabandista, también le dicen "hormonas amazonicas"...



Contrabandista
https://eju.tv/2019/11/el-general-lopez-que-denuncio-el-contrabando-de-los-33-camiones-de-quintana-pide-la-renuncia-de-morales/

Amenaza a los bolivianos Quintana: Bolivia se prepara para convertirse en Vietnam
https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20191102/quintana-bolivia-se-prepara-convertirse-vietnam

Tiene muchos crimenes por pagar, solo menciono estos porque seria muy largo detallarlos, como todo SOCIALISTA es un COBARDE, se mojo los pantalones en un reto de hombre a hombre y siempre anda con una pistola cargada para amenazar.
https://www.opinion.com.bo/articulo/tendencias/exconductor-televisivo-reta-quintana-duelo-golpes/20191101211438735023.html

Esta foto es de Gabriela Zapata amante de Evo Morales que se volvio millonaria en poco tiempo gracias a la corrupción del gobierno MASISTA, mientras Evo se ausentaba Quintana ("hormonas amazonicas") la "visitaba", ni entre delincuentes SOCIALISTAS se respetan, de ahí nace el triangulo amoroso y el fin de Evo, cuando salió a la luz la relación de Evo con Zapata se destapo un nido de corrupción que sería la base para su renuncia...




Los NARCO-SOCIALISTAS disparan a su propia gente cerca a Cochabamba...



Debo mencionar que las personas a las que disparan los NARCOS-SOCIALISTAS son personas que fueron a marchar obligadas y de bajos recursos, los cocaleros NARCO-SOCIALISTAS nunca están adelante por COBARDES...
« Última modificación: 17 Noviembre 2019, 18:45 por Emertech » En línea

El_Andaluz


Desconectado Desconectado

Mensajes: 3.142



Ver Perfil
Re: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
« Respuesta #146 en: 17 Noviembre 2019, 06:19 »

El mejor Articulo de Opinión que he visto en mucho tiempo.



Bolivia y la doble moral del progre argentino


La crisis en Bolivia ha despertado pasiones en Argentina y ha mostrado, una vez más, la baja condición moral de mucha gente de la política a partir del afán de evaluar los hechos según su ideología. Carecen de interés por la búsqueda de la verdad o, como decía mi admirado Bertrand Russell, en el estudio de los hechos.

También tuvimos opiniones que rondaron lo estrafalario en el periodismo, algunos escritores y gente del espectáculo “progre” (el habitual patetismo de gente que se autodenomina de la “cultura” y dice disparates políticos sin pausa) y todos los opinólogos que, muchas veces, parecen personajes de algún programa de humor. Pero trataré de abordar el tema en el ámbito político, donde la miserabilidad moral está a la orden del día en la Argentina.

La discusión se centró en si fue golpe o no y en condenarlo en caso de que sí lo fue. Hasta aquí, todo normal. El gran problema es la doble moral que surgió a partir de esto.

Muchos de los que dicen que en Bolivia hubo un golpe de Estado condenan al presidente Piñera de Chile por, justamente, defender la institucionalidad chilena de ataques terroristas (no la gente que se manifiesta en paz sino los encapuchados que no paran de incendiar y herir gente). Muchos de este grupo no se refieren a Venezuela como una dictadura sangrienta aunque el informe Bachelet (dirigente socialista) dice que en 2018 hubo más de 5.200 ejecutados y más de 4.000 personas que debieron emigrar. Para muchos matar gente en Venezuela está bien y enfrentar con el ejército a los encapuchados que destrozan bienes y hieren a ciudadanos comunes merece el pedido de renuncia de Piñera. El clamoroso silencio sobre Venezuela y la sobreactuación en el caso de Chile es un modelo preciso de opiniones políticas donde la moral llega a sus niveles más bajos. Como nada es casual, la nueva presidente boliviana denunció que gente de inteligencia de ese régimen estaba en Bolivia atentando contra la seguridad interna. Lo que siempre se supo: el cáncer chavista haciendo metástasis en Latinoamérica, eso que los políticos argentinos hipócritas callan para defender su postura mojigata (y cómplice) con respecto a Evo Morales.


Hubo toda clase de desatinos en estos días. Algunos radicales pusieron su aburrida cara circunspecta de políticamente correctos para condenar el golpe en Bolivia olvidando su silencio atronador y su complicidad canalla en el golpe civil contra De la Rúa, soslayando además el hecho de que los golpes no se hacen sólo con los ejércitos. A veces los hacen los “ejércitos” militantes y los políticos inescrupulosos. Los radicales recibieron luego sus premios en cargos y prebendas en el gobierno de Duhalde, siguiendo con la tradición espuria que se arrastraba de los 90, cuando Duhalde era gobernador de la provincia de Buenos Aires y el radicalismo de ese distrito hacía una oposición de chiste.

En un programa radial la ex canciller Malcorra dijo que en Bolivia hubo golpe. Sin embargo, cuando el periodista Guillermo Lobo le preguntó por la caída de De la Rúa, Malcorra titubeó y agregó: “Aún no se pudo analizar bien aquello”. Se analizó hasta el infinito, pero para algunos la verdad molesta. Le puedo recomendar varios libros a la ex Canciller donde se analizan los hechos que condujeron al golpe civil. También le ofrezco mi propia experiencia cuando un mes antes de la caída del gobierno un dirigente que terminaría siendo ministro de Duhalde me dijo: “O devalúan o se van”. No devaluamos y nos fuimos. Después produjeron una devaluación brutal que hundió a muchos en la pobreza y enriqueció a unos pocos de manera infame. El sometimiento intelectual de algunos radicales a las versiones mafiosas peronistas es una constante: Síndrome de Estocolmo se llama.

Es público y notorio que las marchas y protestas en Bolivia vienen dándose desde 2016 en respuesta a Morales y su afán de perpetuarse en el poder con artilugios y desprecio por la voluntad popular, como en el caso del referéndum donde el pueblo se había expresado para que no haya reelección indefinida. La constitución boliviana permite una sola reelección y Morales estaba yendo por el cuarto mandato.

En el Congreso Nacional argentino se llevó a cabo una deplorable sesión y no faltaron diputados de izquierda que pidieron condenar el golpe en Bolivia y la renuncia de Piñera. Si la insurrección es contra alguien que me cae bien es golpe. Si es contra alguien que me cae mal está bien. El patetismo ideológico argentino da para todo.

Pero para intentar superar la dicotomía golpe o no golpe me parece que se puede pensar más profundamente. Evo Morales estaba cumpliendo todas las etapas de muchos dictadores con su pretensión de perpetuarse en el poder. Venía, desde hacía mucho tiempo, dando señales de eso, pero en los últimos años se consolidó: un referéndum no le permitía la reelección y él se presentó de todas formas manipulando a la Corte Suprema (para algunos no respetar el resultado de las urnas es algo normal). Luego de aquello y al ver que el resultado lo podía conducir al balotaje, detuvo el escrutinio durante 23 horas haciendo maniobras que provocaron renuncias de funcionarios que no querían avalar conductas fraudulentas. Se convocó a la Organización de Estados Americanos que, luego de fiscalizar todo, confirmó que había habido fraude. Luis Almagro es el secretario general del organismo y afirmó: “Hubo golpe de estado en Bolivia en el momento que pretendieron robarse las elecciones y perpetuar a Evo Morales en el poder”. Para los que les gusta pensar en conspiraciones, es bueno aclarar que tanto Bachelet como Almagro provienen de partidos de la izquierda latinoamericana.


La aseveración de Almagro da por tierra con la idea maniquea de la discusión argentina. Evo Morales desconoció el mandato popular y quiso eternizarse en el poder. Hete aquí, una típica conducta dictatorial. Los que “sugirieron” su renuncia lo hicieron por eso. Millones de ciudadanos venían manifestándolo: no queremos un dictador.

John Locke (1632-1704), el filósofo inglés, sostenía que ningún gobierno es legítimo sin el consentimiento de los gobernados y ese consentimiento sólo puede ser expresado mediante una decisión mayoritaria: esa decisión mayoritaria fue la que, a través de un referéndum, dijo que Morales no se podía presentar nuevamente. Por no respetar el resultado de las urnas, se rompió el consentimiento ciudadano.

¿Qué deben hacer las instituciones y los ciudadanos frente a los dictadores? ¿Someterse? ¿O tienen que oponerse a su dictadura? Vuelvo a la moral flexible de muchos progresistas de cartón. Si el que quiere convertirse en dictador comparte su misma ideología lo justificarán hasta de las maneras más absurdas.

¿Cuántas vidas se habrían salvado si hubiera habido un movimiento que derrocara al criminal Maduro? ¿Cuánta gente no habría sido torturada? ¿Cuántos no tendrían que haber huido de su país? Mientras pasa todo esto algunos se resisten a llamarlo dictadura. Lo podrán llamar de cualquiera manera, pero no podrán negar que hay libertades conculcadas y vidas que se perdieron.

El 20 de junio de 1944 el general alemán, Claus Schenk Von Stauffenberg, colocó una bomba en la llamada “Guarida del Lobo” (el cuartel desde donde operaba Hitler en Prusia; la famosa “Operación Valquiria”). Fracasó por poco y fue fusilado el mismo día. Fue un intento fallido de golpe de Estado contra un dictador. Hubiera sido fantástico que tuviera éxito. Hoy en Alemania se lo considera un héroe.

Defender la legalidad y enfrentar a los dictadores nunca debe ser cuestionado. El que se arroja poderes dictatoriales, el que mata, el que manipula las decisiones democráticas es siempre el victimario. Nunca la víctima.



Al final este articulo me ha hecho abrir algo mas la mente a lo que yo pensaba sobre algunas cosas osea tan lejos no estaba de lo que pensaba. :silbar:

Ahora entiendo eso mejor del peronismo la definición perfecta la da arriba en colo rojito mis sospechas se ha hecho realidad. :-*


Por Darío Lopérfido el autor de este gran articulo.



Me quedo con la mejor frase

Citar
Si el que quiere convertirse en dictador comparte su misma ideología lo justificarán hasta de las maneras más absurdas

Ahora entiendo mejor:

"El peronismo subsiste porque es una especie de camaleón, puede mantener el discurso demagógico populista y al mismo tiempo adaptándose a los cambios ideológicos".


« Última modificación: 17 Noviembre 2019, 06:31 por El_Andaluz » En línea

Machacador


Desconectado Desconectado

Mensajes: 3.697


Volví... grrrrrrrrrr...


Ver Perfil WWW
Bolivia, partida en dos
« Respuesta #147 en: 17 Noviembre 2019, 12:06 »

Bolivia, partida en dos

La renuncia y el relevo de Evo Morales precipitan la crisis social y política de un país profundamente dividido entre sus seguidores y el Gobierno interino


El nombre de Evo Morales no es solo la llave de la confrontación política en Bolivia. Su figura de líder carismático trascendió lo estrictamente político y sigue presente en lo cotidiano, en las conversaciones, en miles de pintadas, en las esperanzas de sus seguidores y en los temores de sus adversarios. Y sus huellas son una muestra de la hegemonía cultural que ejerció durante casi 14 años de Gobierno, que hoy dejan una gran fractura. Todo lo que ha sucedido en los últimos años en el país gira de alguna manera en torno a él y al movimiento que representa. Esta semana, su renuncia, forzada por los militares, y su exilio en México, han agravado la conmoción social.

La aceleración de los acontecimientos desde el pasado domingo ha propiciado un clima de desconcierto y desconfianza que se puede palpar en las calles de La Paz y Santa Cruz de la Sierra. Muchos no entienden todavía por qué Morales se fue. No pocos entienden en qué momento el líder boliviano perdió el apoyo que le había encumbrado como el presidente de América Latina que más años seguidos llevaba en el poder.

Hay que remontarse a 2016. “Tal vez el apoyo no era el de antes”. En febrero de ese año Morales admitía en una entrevista con este periódico que su fuerza languidecía. Lo hacía horas antes del referéndum con el que Bolivia rechazó la posibilidad de modificar la Constitución para que pudiese volver a ser elegido. Apenas había pasado un año desde su último triunfo electoral, rotundo, pero la gente dio la espalda a Morales, a quien aún le quedaba un mandato. Tiempo en el que se aseguró que podría volver a optar a la reelección gracias al Tribunal Constitucional y al poder electoral.

Tanto en aquella entrevista como hace mes y medio en La Paz, Morales se mostraba tranquilo, ajeno a la derrota que le auguraban las encuestas y a la posibilidad de tener que ir a segunda vuelta tras las elecciones del pasado 20 de octubre. Como si aquello no fuese con él. Una seguridad, la que trasladaba, que saltó por los aires el pasado domingo después de semanas de denuncias de fraude y una auditoría final de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que recomendaba repetir los comicios.

Un día antes de ser derrocado, Morales hace una declaración desde el hangar presidencial, situado en el aeropuerto militar de El Alto, la ciudad que siempre lo ha respaldado. Escoge este lugar porque no se siente seguro ni en la Casa Grande del Pueblo, el palacio que se mandó construir, ni en la residencia presidencial, en La Paz, una de las ciudades que protestan contra él. La Policía, en rebelión, acaba de suspender la custodia de los edificios públicos.

Morales, demacrado, habla brevemente para “pedir oxígeno”: por primera vez en la historia de su Gobierno llama a los partidos de la oposición a un pacto político. Estos, sin pensárselo dos veces, se cobran la revancha: rechazan el diálogo y dejan que los líderes cívicos Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, y las decenas de miles de manifestantes que paralizan el país, acaben con el primer presidente indígena de Bolivia. Para ellos, simplemente, un “dictador”.

El Alto, la principal ciudad indígena de Bolivia, se ha convertido en los últimos días en el principal escenario del malestar magnificado por la dimisión y el relevo del expresidente. En ese municipio, que en los últimos comicios no fue una excepción al desgaste generalizado del partido de Gobierno, el Movimiento al Socialismo (MAS), el sentimiento de orfandad ha degenerado en violentos disturbios y barricadas que siguen paralizando las comunicaciones.

¿Qué diferencia a El Alto de La Paz, ciudades colindantes y que en principio deberían ser una sola? Su composición social. El Alto es una ciudad fuertemente aimara, incluso en sus clases medias, minoritarias en la urbe. En La Paz, en cambio, las clases medias son la mayoría de la población. Un estudio de este año del académico Rafael Loayza encontró que, en el barrio más “profundo” de El Alto, el 90% de los habitantes se identificaba como aimaras. Al mismo tiempo, en ciertos puntos de la zona sur de La Paz, el 90% consideraba que no tenían etnia alguna. La correspondencia entre estas identidades y el voto a favor o en contra de Morales era, según Loayza, casi completa.

En los barrios más acomodados de La Paz, la oposición a Morales durante esta crisis casi fue unánime. Las campanas de las iglesias llamaban a las concentraciones y marchas; cada noche, a las 21.00, hora elegida en alusión al 21 de febrero de 2016, el día en el que el expresidente perdió el referendo para poder ser reelegido, las calles se llenaban con el ruido de caceroladas. Abogados, médicos, empresarios, administrativos, familias con hijos y perro, personas que nunca antes habían estado en una acción social, bloqueaban las calles. El momento en que el alto mando militar “sugirió” la renuncia del presidente, cientos de personas en el sur de La Paz hicieron sonar las bocinas de sus vehículos en señal de júbilo. En cambio, en El Alto se sigue luchando por Morales.
Radicalización

“Existe una fractura histórica entre indígenas, generalmente pobres, y sectores medios y blancos”, explica el periodista e historiador Pablo Stefanoni, experto en Bolivia. “Una actitud que impregna todos los hechos de la historia boliviana es el racismo”, añade. En medio de su caída, el Gobierno intentó articular una campaña contra el racismo, a la que nadie hizo caso, y, en dos conferencias de prensa, el ya ex vicepresidente Álvaro García Linera mostró imágenes de actos de abuso y discriminación de parte los manifestantes, organizados en grupos juveniles de choque, contra campesinos y gente humilde, que por esta condición social eran considerados militantes del MAS.

“En determinado momento, decir masista se convirtió en otra forma de decir indio de una forma peyorativa, pero legal’”, señala Stefanoni. Alguno que quiso participar en las protestas con una wiphala, la bandera indígena que Morales convirtió en la segunda del país, sufrió represalias: se lo consideró un “infiltrado”. Los manifestantes antievistas se embanderaron con los colores nacionales como nunca antes se había visto en conflicto social. Y cuando finalmente triunfaron, su festejo incluyó, en algunos casos, la quema de la wiphala. Los opositores a Morales, empezando por el excandidato Carlos Mesa, consideran en cambio que el expresidente se aprovechó de esa causa para ganar simpatías, sobre todo en el extranjero, pero que en realidad manipuló al mundo indígena. “Él no abrió la página, la cerró”, afirma Mesa para defender los esfuerzos previos de integración.

En los últimos días enarbolan, en El Alto y en otras zonas de protesta, los manifestantes que protestan contra el Gobierno interino de Jeanine Áñez. El viernes miles de personas marcharon unos kilómetros desde allí hasta el centro de La Paz para manifestar su rechazo ante el Gabinete de la presidenta que asumió el cargo el pasado martes sin el apoyo mayoritario del Parlamento y aún no ha convocado elecciones. La movilización, encabezada por los ponchos rojos, una suerte de grupo de choque masista, derivó en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, mientras en otra marcha, en la zona cocalera del Chapare, cerca de Cochabamba, los choques con los uniformados dejaron al menos nueve muertos.

Mientras tanto, los mercados de El Alto lucían desangelados. Dos ancianos vendían banderitas wiphala por cinco bolivianos (unos 70 céntimos de dólar) en un cruce de la Avenida 6 de marzo. Decenas de personas buscaban un transporte para volver a su barrio antes del atardecer. Una joven atiende a los clientes en una tienda de alimentación. “Tengo miedo, prefiero que se vaya”. La tensión se ha disparado. Casi todas las viviendas y los coches exhiben los colores de la bandera indígena para dejar claro de qué lado están.

Los últimos días han contribuido a radicalizar las posiciones y a borrar los matices. Muchos indígenas, sobre todo jóvenes, fueron muy críticos con la última etapa de Morales. Una prueba es que El Alto está gobernado desde 2015 por una alcaldesa del Frente de Unidad Nacional, rival del MAS. Sin embargo, no olvidan lo que el primer presidente indígena del país hizo por ellos. En sus casi 14 años de mandato, Morales consiguió reducir la pobreza —la extrema ha pasado del 38% al 15%; la pobreza, en total, bajó del 60% al 34%, según el Banco Interamericano de Desarrollo— y modernizar el país.

Impulsado por el boom de las materias primas, ha logrado que la economía boliviana crezca a un promedio anual del 4,9% y que la inflación apenas exista. “Al margen de la unidad del pueblo, la economía es la clave”, decía durante la campaña. Lo apostaba todo a la economía y así quedó claro en la última campaña electoral, cuando se presentó como garante de la estabilidad. Sus adversarios siempre consideraron ese discurso una falacia. Además, no fue suficiente para rebajar la confrontación social.
"Guerra civil de baja intensidad"

“Bolivia vive una especie de guerra civil de baja intensidad y, como es de uso, cada facción lleva su propia bandera”, afirma Stefanoni. Y el uso que el expresidente hizo del racismo tuvo una especie de efecto bumerán. Loayza sitúa en el centro de esa disputa a “los ningunos”. Es decir, los bolivianos que no pertenecen a ninguna etnia originaria, son castellano-hablantes y viven una vida urbana moderna. Antes de Morales, según su análisis, “no tenían una clara identidad étnica, comenzaron a adquirirla a partir del discurso masista, que no solo no los incluía, sino que los acusaba de ser racistas, haber explotado a los indígenas por 500 años y haberse robado el dinero del país”. "Se sintieron segregados”. En opinión de este académico, esta sensación explica la fuerza, la radicalidad y la persistencia de la movilización de unas clases que los sociólogos siempre han considerado “volubles e indecisas”. “Lo que hemos visto fue un enorme movimiento de reivindicación, en el que los ninguno reclamaron un espacio en el país, un espacio que sintieron, con razón o sin ella, que el MAS les había quitado”, concluye Loayza.

Esa intensidad se sintió especialmente en Santa Cruz, donde prosperaron los llamados comités cívicos, organizaciones vecinales y gremiales que encabezaron las protestas contra el expresidente y que fueron decisivas en su caída. El protagonismo de estos grupos liderados por el ultra católico Luis Fernando Camacho es otro reflejo del legado de Morales. También allí, todo gira, o giraba, en torno a él. Aunque fuera para condenarlo como “dictador”, “Maquiavelo” o “narcotraficante”. Esas descalificaciones forman parte de un relato que se alimentó de la elevada polarización social y también de los intentos del exmandatario de perpetuarse en el poder. El rechazo que su figura aún despierta en ciertos sectores es tal que muchos no se creen que haya ido de verdad o que pueda regresar de México en cualquier momento.

Evo Morales aseguraba esta semana que quiere regresar a su país. Llenaba de condicionales la conversación que mantuvo con este diario. “Si es para pacificar…”, “si sirve de algo mi experiencia”. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador dio asilo político por razones humanitarias a Morales y le ha protegido desde entonces. El hermetismo sobre “las instalaciones oficiales” en las que se encuentra es total. El líder boliviano se mueve con un despliegue de seguridad como el de ningún dirigente mexicano, siempre acompañado de su ministra de Salud y expresidenta del Congreso, Gabriela Montaño. Álvaro García Linera, su vicepresidente, también asilado en México, es al que menos se ha visto. A él se le atribuye el control desde la distancia mientras Morales acude a los actos que le han organizado y da entrevistas denunciado un “golpe de Estado”.

Jeanine Áñez, la presidenta interina, advirtió el viernes que si decide volver se enfrentará a la justicia aunque asegura que no quiere revanchismo ni persecución, pero varios gestos de sus ministros han demostrado lo contrario, desde las palabras del nuevo ministro de Gobierno, que amenazó con una "cacería" al exministro de Presidencia. Los primeros días del Gobierno interino se enmarcan también en ese clima de radicalización extrema. De un país fracturado en dos.

https://elpais.com/internacional/2019/11/17/america/1573946084_680683.html

 
:rolleyes: :o :rolleyes:
En línea

"Solo tu perro puede admirarte mas de lo que tu te admiras a ti mismo"
Doña Matilde Villalobos


Desconectado Desconectado

Mensajes: 759



Ver Perfil
Re: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
« Respuesta #148 en: 17 Noviembre 2019, 14:01 »

Una pregunta Eternal Idol porque tu afamado lider socialista no se fue a Venezuela o a Cuba si estan revolucionario y socialista

En línea

Emertech

Desconectado Desconectado

Mensajes: 21


:)


Ver Perfil
Re: Evo Morales anuncia que se realizarán nuevas elecciones en Bolivia
« Respuesta #149 en: 17 Noviembre 2019, 14:47 »

La verdadera cara de un delincuente SOCIALISTA (Evo Morales) mostrando sus "argumentos" para defenderse :xD, saquen sus conclusiones...



Algún Venezolano que pueda comparar con Maduro y decir cual de ellos es peor?
« Última modificación: 17 Noviembre 2019, 15:00 por Emertech » En línea

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 [15] 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Ir Arriba Respuesta Imprimir 

Ir a:  

Aviso Legal - Powered by SMF 1.1.21 | SMF © 2006-2008, Simple Machines